Ese Es Mi Problema: NO SÉ DECIR QUE NO.

April 27, 2016

“Ese es mi problema que nunca sé decir que no a mis compañeros y cuando voy a ver, ya estoy haciendo algo que no quería hacer sólo porque no pude decir que no”. Todos hemos oído esta frase de algún amigo o colega del trabajo, el saber decir que no es un arte y como todo arte hay que aprenderlo, practicarlo y cultivarlo.

 

El decir no de manera respetuosa y amable en el momento indicado hace parte de ser asertivos y de gozar de buena autoestima. Como la asertividad y la autoestima son temas relevantes dentro de la psicología, si sientes que tienes dificultad para decir no, consultar a un especialista en el área sería una decisión asertiva. En todo caso, he aquí algunos tips que te pueden servir a manejar las situaciones difíciles en las que es necesario decir no y que te pueden ayudar a desarrollar esa valiosa e importante habilidad.

El decir no es un acto adaptativo y necesario para poder desarrollar proyectos individuales pues no se pueden emprender proyectos personales cuando se está siempre trabajando para los proyectos de los demás, este es un caso especialmente común entre colegas, jefes y subalternos en la oficina. Siempre nos encontramos con compañeros de trabajo que están constantemente necesitando de nuestra "valiosa colaboración y ayuda" para presentar "x" propuesta y aunque tengamos una propuesta crítica que presentar nosotros también, terminamos ayudando al compañero a finalizar la suya y luego corremos para lograr entregar la nuestra, lo cual nos genera stress y molestia y, en consecuencia, una baja de nuestra calidad de vida. por supuesto, estas mismas estrategias y frases las podemos aplicar a nuestra vida en pareja, nuestra vida familiar y social, aunque las situaciones son distintas, nuestra necesidad de decir no a aquello que no queremos hacer es la misma. Pues bien, unos tips que te pueden ayudar en estos serían:

  1. Evita ser impulsivo. No necesitas responder un sí o un no inmediatamente, necesitas tiempo para analizar si puedes y quieres hacer lo que te proponen. En lugar de eso, usa expresiones como: “Déjame verificar mi agenda y te aviso más tardecito”, o “Entiendo tu necesidad, sin embargo creo que tengo mi agenda llena, en todo caso, permíteme revisar y te comento más tarde”. De esta manera, tendrás tiempo para pensar si puedes comprometerte a ceder tu tiempo y tus necesidades o si no es el momento para hacerlo pues exigiría de ti un sacrificio que no estás dispuesto a hacer.

  1. Negocia. No necesariamente tienes que hacer lo que el otro te pide. Puedes ayudarle sí, pero dentro de lo que puedes y quieres. Por lo tanto, puedes probar con expresiones como: “Bueno, no creo poder hacer lo que me pides, pero a cambio, te puedo ayudar a resolver “x” asunto”. De esa manera, te sentirás más cómodo ayudando a tu colega pero dentro de tus condiciones, lo que no implica hacer algo que no puedas o quieras.

  1. Decir no de manera amable, considerada y respetuosa. Expresiones como: “Mira, gracias por tenerme en cuenta para este proyecto especial, pero definitivamente esta vez no voy a poder ayudarte, sin embargo sabes que tienes todo mi apoyo de siempre” o, “Comprendo que este proyecto demanda mucho de todos en esta empresa, sin embargo, ya estoy comprometido con otros proyectos y de iniciar algo contigo ahora, podría no dar lo mejor de mí así que prefiero no comprometerme. En otra ocasión, con gusto lo estudiamos bien y con tiempo para brindarte mi apoyo”.

Es importante comprender que aprender a decir no es un proceso que toma tiempo y práctica. Como toda habilidad, no aparece de un día a otro así que ten paciencia y no te rindas, no desistas rápidamente y si requieres de acompañamiento, consulta con un profesional en el área de la psicología que seguramente te servirá de gran ayuda y mejorará tu calidad de vida.

Please reload

 
Buscar por Coach
Please reload

Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Síguenos