Coaching, Psicología e Intrusismo

May 15, 2019

 

EL COACHING TIENE ORIGEN EMPRESARIAL

El primer modelo de coaching fue el modelo GROW (goal/meta, reality/realidad, oportunidades/obstáculos, Way Forward/plan de acción). Este fue desarrollado por Graham Alexander y Alan Fine popularizado muy bien por John Whithmore en su libro COACHING, y ha sido utilizado en empresas Fortune 500 por más de 25 años para ayudarlas a aterrizar planes que les permitan llegar a sus objetivos con mucho éxito y de la misma manera fue utilizada para mejorar el performance de diferentes ejecutivos, todo este proceso lo cuenta John Withmore en su libro “ Coaching for performance”, considerado una biblia en el mundo del coaching. Hasta aquí ya se puede aclarar que el método Grow nace como una estructura lógica para abordar problemas y alcanzar objetivos, en el mundo de los negocios. Es luego que se empieza utilizar este método de conversación para ayudar a personas a que alcancen su resultados y mejorar diversos aspectos de su vida: mejorar sus relaciones de pareja, alcanzar objetivos nutricionales, de bienestar, de finanzas, superar miedos, etc.  

 

LA EVOLUCIÓN DEL COACHING

En este momento los recursos del modelo GROW en ocasiones eran insuficientes ya que no contempla las emociones y sentimientos de la persona y estas emociones definitivamente, impactan en las acciones que una persona considera posible hacer, en este constexto empezaron a desarrollar otros modelos de conversación que sí incluyen la parte emocional como, por ejemplo, los tres pasos de la conversación, el modelo OSAR y el modelo HOJEAR, el cual es una estructura de conversación que busca que la persona tome consciencia de qué realidad vive, de qué acciones las generan, qué emociones están detrás de ellas y, a su vez, que juicios les dieron origen, citando al mismo John Withmore: “Sólo soy capaz de controlar aquello de lo que estoy consciente pero aquello de lo que no soy consciente me controla a mí”. Es precisamente ese el objetivo del coaching, generar consciencia para que las personas entiendan como generan la realidad que viven y visualicen cómo a construir la realidad que desean vivir .

 

LA PSICOLOGÍA

Aquí algunas definiciones:

 

RAE: "Es una ciencia que estudia los procesos mentales, las sensaciones, las percepciones y el comportamiento del ser humano, en relación con el medio ambiente físico y social que lo rodea, los psicólogos están capacitados parar trata problemas de salud mental, hacer diagnósticos clínicos,  los trabaja y los remedia".

Colegio de Psicólogos (España): La psicología es la ciencia que se ocupa de la conducta y de la mente humana, en la doble perspectiva de su comportamiento objetivo, por una parte, y de sus estados mentales por otra, procurando al mismo tiempo explicar el origen de estos fenómenos y formular un conjunto de leyes aplicables a ellos.

 

En este punto ya vemos diferencias significativas. La psicología es mucho más que una metodología. El coaching no trata patologías, ni personas con diagnósticos, para el coaching es indispensable que el proceso sea voluntario y que el cliente tenga un objetivo claro o que realmente quiera un cambio y esté decidido buscarlo y encontrarlo. Sin estos actores o condiciones no puede haber coaching, y los coaches deben tenerlo muy claro,  y apoyarse en los psicológos. Es a ellos a quienes deberían derivar todos los clientes que busquen algo que escape de las competencias que el coaching como disciplina y formación les brinda.

 

INTRUSISMO Y FALTA DE ÉTICA

No son pocos los psicólogos que cuestionan al coaching a tal punto que buscan que se deje de enseñar o que sea considerado como una especialidad dentro de la psicología,  en mi experiencia, he podido conversar con varios de ellos y señalan que los coaches son charlatanes que “juegan” con las emociones de las personas, que venden humo, ofrecen cambio de vida en tres días, y muchas otras promesas vacías. Están documentados hasta con casos y nombres de personas. Lamentablemente, hay una gran cantidad de personas que sin haber recibido una formación rigurosa en coaching se autoproclaman coaches y por desconocimiento tratan de entrar a un terreno clínico o catalogan de “coaching” a una serie de herramientas y pseudodisciplinas que nada tienen que ver, pero tengamos claro que eso NO ES COACHING, ellos NO HACEN COACHING, ellos NO SON COACHES. Esto no sólo es falta de ética y de responsabilidad (dos palabras que deberían describir a cualquier profesional), sino que atenta al bienestar de las personas que creyeron en ellos.

 

Sumémosle a esto que incluso, no todo psicólogo es terapeuta, lo que implica que la gran mayoría de ellos tampoco está calificado para entrar a un terreno clínico, entonces, ¿bajo qué justificación podría entonces, una persona con menor preparación entrar a un terreno para el que evidentemente, no está preparado?

En este sentido, es importante que un coach conozca los fundamentos psicológicos que hace que sea eficaz, no para ser psicólogo o intentar serlo sino precisamente, para comprender mejor su marco de acción, los límites de su vocación y los peligros potenciales por no respetarlos.

 

CAMPO DE ACCIÓN DE UN COACH 

Es innegable el beneficio del coaching para vida de las personas que se certifican o que lo reciben, basta con revisar los testimonios de egresados en la web de Latam Coaching Network (https://www.latamcoachingnetwork.com/testimonios) o en otra escuela de reconocida trayectoria, esto motiva a muchos psicólogos a certificarse en esta disciplina, en nuestras formaciones  en coaching profesional, por ejemplo, usualmente, hay más de un 20% de participantes que son psicólogos y gran cantidad de ellos con gran trayectoria profesional. Quienes encuentran en el coaching, según sus propias palabras, “una oportunidad sumamente interesante por su enfoque en las potencialidades del individuo y cómo emplearlas para alcanzar sus resultados”.

 

El coaching es para lo que es: Facilitar cambios, acelerar resultados, generar tomas de consciencia que motiven y movilicen al cambio y a la aceleración de resultados. Además, como menciona Carlos Maya Ortis, psicólogo clínico, de la universidad de Murcia, dado que el coaching es una metodología dirigida a poblaciones no clínicas; es decir, a mejorar lo que ya funciona, no es necesario ser psicólogo para desempeñarse como coach de forma sobresaliente.

 

Sin duda alguna el campo de acción de un psicólogo es muy mucho más grande y teniendo en cuenta que su finalidad es contribuir a un mundo mejor, de personas emocionalmente estables, felices y realizadas pienso que deberían ver a los coaches como su gran milicia, su ejército de personas comprometidas con la coherencia, entusiastas, con vocación de servir, que abrazan su responsabilidad de construir la realidad que los hacen felices buscando ecología con el resto y que tratan de transmitir este mensaje comprometidos a acompañar a las personas a tomar consciencia de sus recursos, potenciarlos y a no quedarse quietos sino avanzar hacia sus objetivos y a la realidad que quieren vivir consigo mismo y con el resto.

 

 

 

Please reload

 
Buscar por Coach
Please reload

Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Síguenos
Ponte en contacto