top of page

¿Cómo afecta el diálogo interno en la creación de nuestra realidad?



¿Sabías que la persona con quien más conversamos a lo largo de la vida somos nosotros mismos? Independientemente de qué tan comunicativos o reservados seamos, esto es cierto.


Según los científicos, una persona tiene alrededor de 60,000 pensamientos por día, los cuales se expresan con palabras. Personalmente, estos datos me sorprendieron, pero fue aún más impactante, descubrir que muchas de estas expresiones no son precisamente las más amables y compasivas y terminamos hablándonos de una manera tan dura, que sería imposible imaginar ese diálogo con otra persona (ni siquiera lo haríamos así con nuestro peor enemigo). Es increíble que, cuando hablamos con otros, elijamos cuidadosamente nuestras palabras y hasta modulemos nuestro tono de voz y para hablarnos a nosotros mismos, no tengamos filtro.


Es esencial tomar conciencia de nuestro diálogo interno. ¿Qué nos decimos cuando cometemos errores o no cumplimos con nuestras propias expectativas? ¿Cómo influye esto en nuestra percepción de la realidad? A menudo, no solo no premiamos nuestros logros, sino que la mayor parte de veces nos quedamos atascados en nuestros errores y nos recriminamos una y otra vez por fallar, llenos de culpa o vergüenza.


Podemos preguntarnos: ¿Por qué este diálogo interno es tan importante? La forma en la que nos comunicamos con nosotros mismos determina cómo nos sentimos; en función de cómo nos sentimos, actuamos y tal como actuamos, moldeamos nuestras condiciones de vida, es decir: nuestra realidad.





Si logramos cambiar nuestro diálogo interno, cambiará también nuestra vida.

De él depende nuestra autoimagen y lo que pensamos sobre nuestras capacidades, habilidades, limitaciones y el valor propio.


¿Cómo podemos mejorar la forma en que nos hablamos?

  1. Siendo conscientes de la existencia de este diálogo interno.

  2. Siendo amables y compasivos con nosotros mismos; aceptar que podemos cometer errores porque somos humanos, generará que la próxima vez que nos equivoquemos, no nos juzguemos duramente, sino que podamos reconocer el error y aprender de esa situación.

  3. Reconociendo nuestros logros y felicitándonos por ellos; de esta manera no estaremos a la espera de la validación externa, sino que seremos nosotros los que nos validemos.

  4. Procurándonos espacios físicos donde nos sintamos en paz y apartando en nuestra agenda un tiempo para estar a solar, meditar y estar en calma.

Debemos aspirar a ser esa persona que quisiéramos tener a nuestro lado en un momento difícil; que la voz de nuestro diálogo interno sea como la voz de nuestro mejor amigo.



¿Te interesa profundizar tu conocimiento sobre temas de bienestar personal? En Latam Coaching Network te ofrecemos la formación de "Coaching de Vida" con la oportunidad de especializarte en "Coaching para la Salud y Bienestar". Conoce más aquí.

1 visualización

Comments


5 CRITERIOS
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Síguenos
bottom of page