top of page

La importancia de la mentalidad positiva y cómo desarrollarla con la ayuda del coaching



Muchos de nosotros no conocemos aún el valor y el poder de nuestro diálogo interno, que aparece como pensamientos o cuando nos hablamos gentilmente o de la forma más desatenta que nunca lo hayas hecho.


Por ejemplo, si tuviste que hablar en público por primera vez, puedes haberte dicho: “Será un desastre, tu mente se quedará en blanco y te quedarás inmóvil”. Si tenías pensado ir a hablar con tu líder sobre un tema en particular: “Mejor no, porque igual no me va a escuchar”. Si quisiste empezar a estudiar un curso que tenga que ver con el desarrollo de personas porque siempre me ha apasionado: “Ya no estoy en una edad para empezar a estudiar, estoy viejo/a”.


¿Te ha resonado lo que acabas de leer? ¿Has pasado por estas vocecillas? Nuestra mente todo el tiempo está jugando, y son solo pensamientos y no todos los pensamientos son la verdad.


Dime qué pensaste, qué emoción generaste y finalmente, en qué estado de ánimo te quedaste. Los pensamientos y la forma cómo te hablas a ti mismo pueda darte o robarte energía y muy difícilmente va a determinar de factores externos, sino del estado de tu mundo, por eso, va a depender de ti que tomes consciencia a qué pensamientos les darás poder para que influyan en lo que sí importa y en lo que sí te aporta.


Llegó el momento de comenzar a hacernos cargo de nuestros pensamientos, y para revertirlos, comenzaremos con tres sencillos consejos, solo te pido que los practiques todos los días para lograr que esa vocecilla cada vez hable más bajito:


1.- Cuéntale a tu mente que eres un constante aprendiz: El día que empiezas a catalogarte como tal, empiezas a alejarte del síndrome de la perfección y te lleva a observar un mundo de infinitas posibilidades, disminuyendo tu crítica destructiva.


2.- Afírmate constantemente: Solo tú sabes qué necesitas escuchar al despertar o en momentos clave, es una práctica saludable que incrementa la autoconfianza y la convicción de llegar a tu realidad deseada. Recuerda estar concentrado al momento de repetirla y verbalizarla en tiempo “presente”, por eso se llama así, porque es un regalo. No lo olvides nunca. Te doy un ejemplo: “Consigo y logro mis sueños”.


3.- Vive en gratitud: Una de las vibraciones más altas que tenemos las personas es la gratitud, pues que el agradece todo merece y conecta con el neurotransmisor llamado serotonina, aquel que nos proporciona una sensación de felicidad y bienestar casi instantánea. Los beneficios son infinitos: aumenta tu autoestima, fortalece tu sistema inmunológico, nos hace personas más resilientes, si agradeces, llegan a ti más situaciones o cosas para agradecer, aliviana tu mente, entre otros.

72 visualizaciones

Comments


5 CRITERIOS
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Síguenos
bottom of page