top of page

La escucha activa en la empresa


¿Sientes que no es tomada en cuenta tu opinión dentro de la empresa? ¿Cómo si

fueran invisibles tus ideas?


¿Sientes que cuando das una orden, esta no se aplica de la forma que deseas, que

debes repetir muchas veces la misma información?


Probablemente puede ser que no se esté implementando una escucha activa.


¿Qué significa eso? La escucha activa es prestar completa atención a tu interlocutor/a. Es estar presente en el momento en que te comunicas con tus pares y/o superiores.


¿Quién tiene la responsabilidad de escuchar activamente? ¿Jefaturas o colaboradores? ¡Ambos! Ya que las relaciones en general son bidimensionales. Y aunque haya jerarquía, cada persona debe ser considerada como alguien importante dentro de la empresa.


Para ello, una excelente forma es atender a las y los colaboradores. Te recomiendo aplicar la escucha activa. Tanto si tienes una jefatura o no. Practicar estos hábitos te puede ayudar:


● Deja en silencio tu celular cuando te reúnas con alguien.

● Cierra tu laptop o desatiende tu computador si te vienen a hablar, he visto jefes

atendiendo colaboradores mientras teclean un mensaje.

● Desactiva las notificaciones para que no interrumpan la conversación.

● Coordina días y horas para reunirse con el fin de no tener otro compromiso

simultáneamente.

● Presta atención al lenguaje corporal de con quién te reúnes, si le afecta la

conversación y que tanto le afecta.





● Aplica la empatía, intenta ponerte en el lugar del otro, aunque no estés

completamente de acuerdo.

● Dentro de la conversación realiza más preguntas abiertas que cerradas.

● Evita juzgar.

● Evita interrumpir a menos que sea muy necesario.

● Comunícate de forma asertiva, es decir con el tono, forma, palabras y momento

adecuado.



En resumen: escucha, comprende, recuerda, evalúa y luego responde. De ese escuchar atentamente, pueden surgir ideas, soluciones, proyectos, dudas, aclaraciones. Esto traerá beneficios tanto para la empresa, como para las y los colaboradores, pero, por sobre todo, para el clima laboral: fundamental para mejorar el desempeño de la organización, ya que favorece un ambiente positivo en los equipos de trabajo, genera confianza, mejora la autoestima en los colaboradores, mejora la toma de decisiones, favorece la resolución de conflictos y permite una anticipación a conflictos.



¿Te interesa profundizar tu conocimiento sobre temas ejecutivos? En Latam Coaching Network te ofrecemos la formación de "Coaching Profesional" con la oportunidad de especializarte en "Coaching Ejecutivo". Conoce más aquí.

15 visualizaciones

Comments


5 CRITERIOS
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Síguenos
bottom of page