top of page

La importancia del autoconocimiento para el logro de objetivos


A lo largo de nuestra vida, gran parte de nuestra felicidad y/o éxito es proporcional al logro de nuestros objetivos, los cuales pueden ser de mayor o menor complejidad para alcanzarlos y pueden estar relacionados a cualquier área de nuestra vida.


Es común que, mientras más complejos o de mayor envergadura para nuestra vida sean estos objetivos, tomemos como referentes a personas que ya los hayan alcanzado, y pongamos mayor énfasis y esfuerzo en seguir “su receta segura” para poder alcanzarlos. Es frecuente, también, darnos cuenta de que no obtenemos el mismo resultado a pesar de haber puesto el mismo o, peor aún, un mayor esfuerzo que este referente de éxito. Es entonces cuando surge la pregunta: ¿Por qué NO lo logro?


¿Por qué falla la receta del éxito?

La falla se encuentra en que tratamos de realizar una estrategia que ha sido diseñada en base a características propias de una persona (nuestro referente). Sin embargo, al ser cada uno de nosotros personas con características diferentes, tomará mayor tiempo llegar a desarrollar o asemejarnos en ciertas características de esa persona.





Si bien el autoconocimiento es un arte y una labor constante, ya que vamos evolucionando a través del tiempo, existen características que nos permitirán poder diseñar o rediseñar cualquier estrategia que queramos tomar de referencia:

  • Talento Natural: El conocer cuáles son nuestros talentos, aquellas actividades que se nos hacen más sencillas realizar por estar alineadas a nuestro cuadrante natural de estilo de pensamiento, nos permitirá poder desarrollarlas con menor esfuerzo y menor tiempo, dependiendo también del nivel de destreza que podamos haber adquirido. Esto último depende de lo recurrente que sea el realizarlas (entrenamiento).


  • Niveles de alerta: Es importante conocer en qué tipo de entorno me desenvuelvo mejor, en qué contexto soy más efectivo. Podemos ser extrovertidos (15% de la población – requiere mayor cantidad de estímulos en su entorno), introvertidos (15% de la población - requiere menor cantidad de estímulos en su entorno) o equilibrados (70% de la población no requiere cantidades altas o bajas de estímulos).


  • Gestión de emociones: Es vital conocer cómo gestionamos nuestras emociones ante determinados eventos, cómo las experimentamos, y de qué forma podemos hacer que esta emoción transite y nos empuje al lugar a donde queremos llegar. Citemos, por ejemplo, un suceso donde nos invade la ira. ¿Cómo la transitamos? ¿Optamos por descargar todo lo que no genera esta emoción con nuestro entorno? ¿Cómo es nuestro diálogo interno? ¿Qué nos decimos en ese momento? ¿De qué forma canalizamos todo lo que nos genera esta emoción? ¿Nos empuja a encontrar una mejor ruta o una mirada más analítica hacia la solución? O, por el contrario, ¿esta nos hunde en el dolor y una sensación de rabia que nos nubla el pensamiento para poder buscar una solución y avanzar?

Luego de analizar brevemente los puntos anteriores, podemos entender que nuestro éxito no sólo dependerá de nuestra actitud, grado de compromiso, entrenamiento y conocimiento que podamos tener, sino también de cómo podamos sacar ventaja de nuestras características a partir de conocerlas y entenderlas.



¿Te interesa profundizar tu conocimiento sobre temas de bienestar personal? En Latam Coaching Network te ofrecemos la formación de "Coaching de Vida" con la oportunidad de especializarte en "Coaching para la Salud y Bienestar". Conoce más aquí.

28 visualizaciones

Comentarios


5 CRITERIOS
Entradas Recientes
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Síguenos
bottom of page